lunes, 17 de febrero de 2014

Mujeres trabajadoras que deciden vivir en unión libre con su pareja ¿por qué?

Día 365+342
Comentando lo que me despierta la lectura de:
De Beauvoir, Simone: El Segundo Sexo. México,
Random House Mondadori (Debolsillo), 2013.




Somos muchas las mujeres mexicanas que disfrutamos del gran esfuerzo que realizaron miles de mujeres años atrás para poder liberarse de las cadenas que las tenían atrapadas en cuatro paredes de sus hogares y salir al campo laboral, que era una actividad única y exclusiva para los hombres. Muchas de ellas tuvieron que padecer injusticias, desigualdades e insultos por ello –cosa que por desgracia aún continúa así en algunos trabajos- y otras ya han podido alcanzar lugares de alto rango y prestigio político, social y económico.



“La evolución económica de la condición femenina está en camino de trastornar la institución del matrimonio, que se convierte en una unión libremente consentida entre dos individualidades autónomas […]”(p.373)



Muchas parejas en la actualidad estamos viviendo en unión libre, en un acto de absoluta seriedad  y con un compromiso real sin necesidad de llegar a un acuerdo legal. Creo que es importante destacar que en especial las mujeres decidimos dicha situación porque en el momento en que somos trabajadoras activas, notamos –o nos han hecho notar- que el matrimonio no siempre es justo para las mujeres. ¿El matrimonio está decayendo? En sociedad en donde los roles sociales están cambiando considero que sí.[1]


























[1] http://alaparasesoriamatrimonial.blogspot.mx/2013_05_01_archive.html