miércoles, 26 de febrero de 2014

¿Cuál podría ser el éxito sexual en una pareja?

Día 365+351
Comentando lo que me despierta la lectura de:
De Beauvoir, Simone: El Segundo Sexo. México,
Random House Mondadori (Debolsillo), 2013.



En toda pareja, casados o no casados, que comparten su tiempo y espacio es de suma importancia el ámbito sexual; he sabido de casos en donde se gustan, comparten muchas aficiones y gustos, pero que en el momento en que viven la sexualidad juntos se dan cuenta que no era lo que imaginaban y pensaban. Por ejemplo: ella quiere hacer el acto sexual con la luz apagada y él prendida, él sólo quiere lograr la eyaculación y no le importa si ella está contenta o a gusto, etc. Podrían parecer detalles insignificantes pero que en el momento mismo lo son todo. ¿En qué podría consistir que un esposo, o esposa, logre que su pareja sea feliz sexualmente?


“[…]el éxito sexual no es sólo cuestión de técnica. Aunque el joven se hubiese aprendido de memoria veinte manuales […] no sería ello garantía de que sabría hacerse amar por su joven esposa. Ésta reacciona ante el conjunto  de la situación psicológica. Y el matrimonio tradicional está lejos de crear las condiciones más favorables para despertar y desarrollar el erotismo femenino.”(p.393)


El éxito sexual no sólo depende de saber qué tocar y cómo, y es aquí en donde muchas parejas tiene problemas severos, porque tanto ellas como ellos creen que es así, que el fin es lograr el orgasmo y ya. Nada más corto que esto y las mujeres lo sabemos más que nadie, porqué ¿cuántas no hemos sentido frustración al no lograr una experiencias placentera? Más de las que nos imaginamos, y todo porque no comprendemos que en la sexualidad no sólo se involucra el cuerpo sino también los sentimientos, y que esto tienen que ser trabajados, entendidos y procurados para sentir cariño, amor y aprecio por el otro y así lograr que el placer sexual sea el resultado de esto y no el fin mismo. ¿Por qué el matrimonio tradicional no es el mejor para procurar el erotismo femenino? Porque está plagado de mitos, creencias y sobre todo de un rol donde la mujer es sumisa, obedece y acata lo que el hombre dice.[1]



































[1] http://www.mujerypunto.cl/2013/05/12/leccion-de-anatomia-10-mitos-de-la-sexualidad-femenina/