domingo, 28 de julio de 2013

Máscaras que cubren…

Día 365+137
Comentando lo que me despierta la lectura de:
Muñoz Molina, Antonio: El dueño del Secreto. España,
Espasa Calpe, 1999.



No siempre lo que vemos es lo que realmente es, las apariencias engañan. Pensemos en un señor que a simple vista, por su manera de hablar, expresarse y vestir, aparenta ser una persona trabajadora, responsable, padre de familia, cariñoso y respetuoso con sus familiares y amigos, pero cuando rascamos un poco en estas relaciones interpersonales nos llevamos muchas sorpresas agradables y desagradables.



“[…] Era, pensé a veces, como si la mujer, el piso y los hijos formaran parte de una vida falsa, de la identidad mentirosa que se había forjado Ataúlfo para ocultar su condición de secretario general de la temible FAI.[…]" (p. 96)




¿Cuántas personas no usarán a su familia para disimular segundas vidas? Claro está que muchas personas ocultamos algo, manejamos máscaras, pero hay de secretos a secretos, y una cosa es guardar un secreto que no afecta a terceros, a usar a otros, inclusive a hijos, para mantener una segunda vida. ¿Qué opinas?[1]